Reforzar la salud en la lactancia

En nuestra Escuela Infantil en Godella La Casa Rosa Enfants School atendemos a bebés y niños/as durante la primera infancia, por eso quiero tratar temas que a las familias os puedan interesar, no tanto en la infancia en general, como en la primera etapa, aunque en algunas ocasiones hablaremos del estadios evolutivos posteriores.

Hoy os hablamos de algunos remedios, algunos consejos, que pueden ayudaros a reforzar la salud de las mujeres durante la lactancia. Diferentes especialistas aseguran que la lactancia contribuye a reforzar el vínculo de apego del/la bebé con su mama y a que esta, recupere antes su figura tras el parto. Además, amamantar al/la bebé, reduce el riesgo de sufrir anemia, de padecer en el futuro osteoporosis, o de desarrollar un cáncer de mama o de ovarios.

La producción de leche depende de muchos factores, la dieta, el estado de ánimo de la madre, la genética o el tabaquismo que disminuyen la cantidad de leche. Es normal que sientas sed cuando das de mamar, o que tu orina tenga un color oscuro, no te preocupes, debes beber más de dos litros diarios durante la lactancia, a veces es difícil, pero oblígate. Te recomiendo que parte de los dos litros no sean agua, sustitúyelos por la llamada leche de avena pues hidrata tu cuerpo y aumenta la capacidad que tienes de producción de leche materna. Además el tomarlos entre horas te hará renovar las energías y sobrellevarás mejor la somnolencia propia del periodo que atraviesas, en el cual el estrés y la adaptación del/la bebé son factores determinantes.

La leche materna contiene muchas proteínas, para evitar que tu cuerpo recurra a tus propias reservas de proteínas, hierro, ácido fólico o magnesio, te recomiendo que añadas a tus comidas almendras, avellanas, ajo y perejil, en forma de picadillo por ejemplo, para aliñar ensaladas o espesar una salsa, porque ganarás fuerza muscular, tendrás más energía y muy importante, aumentaran tus defensas que pueden haberse debilitado tras el parto.

Cuando la madre se encuentra en periodo de lactancia hay una formula herbal que podrán prepararte en cualquier herboristería, y que tomada una o dos veces al día en infusión estimula la producción de leche materna, se trata de la alcaravea, la galega, el hinojo, la ortiga y las semillas de anís, que a su vez tiene otros muchos beneficios contra los cólicos, los calambres uterinos, los gases e incluso el mal aliento.

Las semillas de chía están consideradas un superalimento y son la mejor fuente vegetal conocida de Omega 3. Son fenomenales para evitar la depresión postparto tan común, son de gran ayuda en el desarrollo visual y cerebral del bebé, y para la madre mejoran las hemorroides agravadas por el esfuerzo del parto y combaten el estriamiento. Usarlas es muy sencillo, solo hay que sumergirlas una media hora en agua, escurrirlas y añadirlas por ejemplo en una macedonia de frutas, que a su vez esté regada con licuados de avena que os comentaba antes.

Ya sabemos de las temidas mastitis, una dolorosa inflamación en infección de los conductos de la leche, que sufren una de cada tres mujeres que amamantan a sus bebés. Tomar leche fermentada kéfir y yogur con lactobacilos ayuda a reducir el riesgo de sufrir esta afección.

Necesitas mucho calcio, pues amamantando a tu bebé puedes llegar a perder en tres meses el 2% del calcio del esqueleto; para evitarlo debes tomar productos lácteos comunes y otros que son menos evidentes como las sardinas, las anchoas, los frutos secos, la col… evita las bebidas con cafeína y la sal que favorece la eliminación del calcio por la orina.

Espero que os hayan servido de orientación estos consejos y que los apliquéis satisfactoriamente, sin perjuicio siempre de la orientación de un/a nutricionista y del/la pediatra. Desde La Casa Rosa Enfants School, recomendamos y favorecemos con una propuesta de puertas abiertas, la lactancia materna, como el método ideal, cuando sea posible, de favorecer el apego.

 

Gloria Pascual Rivera.

No comments yet.

Post a Comment

Your email address will not be published.

X