Prevenir la otitis en niños y niñas

Ha llegado el verano y en La Casa Rosa nuestra Escuela Infantil de Godella, estamos ya inmersos/as en la escuela de verano. Es habitual que niñas y niños durante la época estival sufran la temida otitis.

Los niños y las niñas son más propensos/as a sufrir este tipo de infecciones pues los baños en las piscinas o en el mar favorecen la proliferación de los gérmenes responsables de esta infección. Como siempre os digo para cualquier tema relacionado con la salud, debéis recurrir al sistema medico donde un/a especialista os de solución, en este caso el/la otorrino/a, pero hasta entonces, hay alguno consejos que os dejo para prevenirla y tratarla en primera instancia.

En el herbolario hay muchas veces remedio para las afecciones más diversas, en este caso nos vendrá muy bien el aceite de gordolobo, que empapado en un algodón y puesto en el oído alivia las molestias y reduce la inflamación.

La otitis a veces en el oído medio, puede ser consecuencia de un resfriado mal curado. Esto genera mucosidad en el túnel que comunica la nariz con el oído. Para eliminarla, hierve una mezcla de tomillo, jengibre y orégano a partes iguales en un litro de agua. Primero realiza vahos y tras filtrarlo, mézclalo con miel y dáselo a tu pequeño/a, les aliviará muchísimo.

Para la otitis externa los espráis bucales con propoleo para el dolor de garganta suelen ir bien, pero no lo hagas sin consultar al/la otorrino/a, pues el oído adulto no es el del niño/a. Por cierto, mamás y papás, esto nos sirve como reductor del exceso de cerumen a nosotros/as, que los bastoncitos de algodón son fatales. Para niños/as hay espráis específicos en la farmacia. También aplicar calor externo a la zona afectada mitiga el dolor y drena la mucosidad.

Un producto fenomenal para prevenir la otitis es la equinácea, pues refuerza las defensas, eso si, ya te adelanto que no está buena y a tu niño/a no le va a gustar, además no es recomendable para menores de dos años.

Lo mejor para mi, un extracto combinado con el saúco y diluir 20 o 30 gotas en un vaso de agua, tres veces al día desde junio hasta septiembre. Tal vez no evite que sufran otitis, pero daño no le va a hacer y sus defensas te lo agradecerán.

Y desde luego, si tu pequeño o pequeña tiende a padecer otitis, debes aumentar sus defensas en lo posible y hay mucho que puedes hacer, porque se trata de que su sistema inmunitario, esté preparado cuando llegue le momento de bañarse.

Por ejemplo, la fruta rica en vitamina C, las fresas, el mango, la naranja, el kiwi o la papaya cubren de sobra sus necesidades de vitamina C diarias. También el yogur o el kéfir que fortalecen la flora intestinal.

Como a casi todos los niños y niñas no les fascinan las verduras, dáselas en salsa. Las hortalizas frescas son muy beneficiosas; puerro, calabacín, cebolla, berenjenas o zanahorias… encontraréis mil recetas en internet, pero cuando terminemos la escuela de verano, colgaré aquí un artículo con las recetas que hemos hecho en el taller de cocina de La Casa Rosa, para que las probéis en casa. Otra excelente medida son los frutos secos, 5 o 6 veces por semana, pero un puñado, no más, porque son ricas en zinc y selenio, pero tienen mucha grasa.

No acudáis a urgencias si no es grave, pedid cita en el centro de salud y no saturaremos las urgencias con algo que no tiene mayor importancia. Ahora bien, si hay fiebre, dolor intenso o el oído supura exudado sanguinolento por el conducto, debéis ir desde luego, pero no te preocupes demasiado, casi todos/as los/as niños/as sufren otitis sin ninguna secuela.

Espero eso si, que no os toque este verano familia.

 

Gloria Pascual Rivera.

No comments yet.

Post a Comment

Your email address will not be published.

X