Cómo ayudar a niños y niñas con sobrepeso

Por desgracia en nuestro país tenemos demasiada obesidad infantil, en España uno/a de cada cuatro niños/as tiene problemas de sobrepeso y el origen del problema está muy claro, faltan verduras, falta fruta, cereales y sobran chucherías, embutido, bollería, carne y refrescos. En nuestra Escuela Infantil de Godella, atendemos a niñas y niños entre los 0 y los 3 años de vida, y sabemos lo importante que es la alimentación en la infancia, pues va a sentar las bases de cómo se alimente en el futuro.

Puede parecer que lo sabemos todo sobre nutrición pues está ahora muy de moda, pero desde La Casa Rosa quiero daros unos consejos que os sirvan para configurar la dieta de vuestras/os pequeñas/os.

A las/os niñas/os les gusta en general lo mismo que a nosotros/as, los azucares y la grasa, estamos programados para que nos guste eso mucho más que un apio, pero el gusto, como cualquier otra cosa se educa.

Hay cosas que os recomiendo que nunca jamás deis a vuestras/os hijas/os, ni una sola vez, porque no aportan nada en su organismo, al contrario, lo embrutecen y son adictivos; chucherías de ninguna clase, Coca-Cola y sus derivados gaseosos y bollería industrial, en serio, esto en ningún momento, no lo necesitan, no es bueno para ellas/os. Ningún caramelo les hace bien, una fanta de naranja no es inocua y una palmera de chocolate directamente les hace daño. Negarles uno de estos productos puede acarrear un berrinche, pero a la larga os lo agradecerán.

Esto por un lado, por otro, tened en cuenta, que un/a niño/a con sobrepeso, puede desarrollar diferentes enfermedades, entre ellas la diabetes de tipo 2, una buena prevención es comenzar con el desayuno adecuado. Cereales integrales, esto es bueno, leche o zumo con cereales tipo copos de avena y un par de nueces, no un puñado, con esto tienen más que suficiente para aguantar hasta el recreo.

Además es fundamental para que su metabolismo esté bien regulado, que desayune, almuerce, coma, meriende y cene a las mismas horas, no 10 minutos arribas o abajo, si es a las 8:00 que sea en ese punto, somos una máquina al fin y los cambios no nos convienen demasiado, menos aún en la infancia, cuanta más rutina muchísimo mejor.

¡Ah! se me olvidaba, a la leche nunca se le echa azúcar, bueno para ser más concreta os diré,  que no deberíais ponerle azúcar a nada, ya no por la obesidad que también, sino porque el azúcar es malo para nuestro cuerpo, y más para uno pequeñito, lo ralentiza y entre otros muchos efectos nocivos, afecta al nivel de concentración.

Una niña o un niño con kilos de más está débil, refuerza sus defensas con vegetales, con cremas que les entran con mayor facilidad, por ejemplo una fundamental que hacemos a menudo en La Casa Rosa Enfants School, es la crema de calabaza, la receta la encontrarás fácilmente en internet.

Para disminuir las tasas de colesterol y de triglicéridos presentes en niños y niñas con kilos de más, lo cual acarrea problemas cardiovasculares a corto y largo plazo, elimina el embutido de su dieta, del todo, no pienses que por una vez no pasa nada, si pasa. Solo tiene un pase el queso fresco, el lomo embuchado o la pechuga de pavo natural. Pero para el almuerzo o merienda, fruta, si ha de bajar de peso no puedes ser laxa/o, con una o dos frutas es suficiente, pero plátano a diario no, que tiene muchas calorías.

La cena, ultra-ligera, pues se va a dormir, pero no cenéis a las 22:00, a esa hora un/a niño/a debe estar durmiendo, cenad pronto y que se mueva antes de acostarse, no solo tele.

En definitiva, horarios fijos para las comidas, comer poco, nada de procesados, azúcar, chucherías… y lo último, muy importante, el sueño, dormir bien, en un horario estable entre 9 y 11 horas en un/a niño/a es clave para su salud y el control de su peso. En cualquier caso como siempre escribo , si el problema persiste, puede deberse a otras cosas que deberéis consultar con un/a endocrino/a infantil que os asesorará mejor.

 

Gloria Pascual Rivera.

2 Comments

  • Mar Sancho
    04 septiembre 2019

    Me parece un artículo muy interesante, aunque en muchas ocasiones se me hace complicado el no darle azúcares al peque de la casa.

  • Juanra
    09 septiembre 2019

    muy util

Post a Comment

Your email address will not be published.

X